¿Alguna vez te has preguntado por qué parece que no puedes alcanzar todo tu potencial académico? Es probable que tu cerebro no sea la causa, sino tu estilo de vida. Claro, un estudiante puede nacer con un cierto grado de talento natural o una fascinación por un campo en particular, pero al aprender a aprender, hace posible lograr más de lo que nunca pensaste posible.

¿Quieres ser un estudiante modelo? Hoy te compartimos algunos consejos y estrategias de aprendizaje para llegar a ser un mejor estudiante. Estas estrategias te resultarán muy efectivas y curiosas.

La repetición

Hacer lo mismo una y otra vez puede que no parezca muy divertido, pero es más que efectivo para ayudarte a alcanzar una mayor comprensión. Sólo recuerda cuando estabas en la escuela primaria y estabas aprendiendo a deletrear palabras. La mayor parte del tiempo, comenzabas cada unidad con una lista de palabras que tenías que escribir a mano de tres a cinco veces y entregárselas a tu maestro.Aunque sabemos que puede ser aburrido hacer lo mismo una y otra vez, la comprensión que puedes lograr como resultado es una buena recompensa.

 

Establece conexiones

El cerebro humano tiene la habilidad de dar mejor sentido a los nuevos conceptos si es capaz de relacionar lo nuevo con algo que ya es comprensible. Al relacionarnos con nuestras experiencias pasadas -ya sea algo que hayamos leído en un libro, escuchado en las noticias o experimentado en la vida- hacemos conexiones valiosas que permiten que la nueva información se interiorice.

Hacer conexiones puede ser realmente divertido si te propones hacerlo, porque nadie puede decirte que esta o aquella es una conexión "incorrecta". Si tiene sentido para ti y te ayuda a recordar lo que estás leyendo, entonces está bien cada vez.

 

Lee, lee y lee

El simple hecho de leer más -ya sean revistas, ficción, no ficción, cómics y novelas gráficas- te ayudará en casi cualquier tema. Al leer siempre que puedas, comprendes mejor cómo la gente habla y comunica sus ideas. Si puedes entender eso, entonces se vuelve más fácil captar conceptos e ideas que antes te eran ajenos.

 

Escribe, escribe y escribe

La escritura es una extensión natural de la lectura. Lo que la escritura hace esencialmente por ti es obligar a tu cerebro a reducir la velocidad y a juntar exactamente lo que sabe de una manera lógica y coherente. Escribir todo también te ayudará a darte cuenta de las lagunas que existen en tu conocimiento de un tema determinado.

 

Enseña, enseña y enseña

No pienses que tienes que ser un experto en un campo para poder enseñarlo eficazmente. El acto de enseñar puede tratarse más de ayudarte a ti mismo a alcanzar una mejor comprensión que de ayudar a otras personas.

 

Establece metas

Las metas, tanto a corto como a largo plazo, son una gran manera de medir su éxito. Si no tienes metas a la vista, no tienes nada que lograr o por lo que luchar en tus cursos. Si te fijas metas concretas para ti mismo, es más fácil motivarse y medir tu éxito en esas metas.

¡Asegúrate de que tus metas sean realistas!

 

Adopta una programación o planificación de tu vida

La programación es vital para mantener un equilibrio saludable de aprendizaje y mantenerse al día con tus quehaceres.

 

Mantente bien descansado

Si estás despierto y en alerta, es más probable que proceses la información que se proporciona en clase, durante las sesiones de estudio y en las actividades de la clase.

Además de asistir a clase, hay una variedad de recursos disponibles para ayudar a los estudiantes a prosperar y tener éxito en la clase.

 

*Fuente: Psicología Online

 

 

 

 

Dirección

Calle 24 No. 437 por 41-B, Col. Industrial (a la vuelta de la Prepa Uno).

Tel. (999) 1880937